viernes, 23 de mayo de 2014

Las grandes fortunas de todo el mundo, que invierten un 30% de su dinero en el ladrillo

Nada ni nadie puede quitarle el brillo y atractivo inversor a Londres o Nueva York. Un activo inmobiliario en alguna de estas dos grandes capitales del mundo hace crecer cualquier cartera. Pero dado que estas ubicaciones nunca se cayeron del punto de mira de las grandes fortunas de todo el mundo, que invierten un 30% de su dinero en el ladrillo, no resulta fácil encontrar oferta prime que permita obtener una elevada rentabilidad.
¿Cuáles son las nuevas ciudades que atraen inversores inmobiliarios?
Por eso, cada vez más, se está produciendo un movimiento inversor que 
hacia otras grandes ciudades, que sin ser súper urbes –calificativo reservado para Londres, Nueva York, París y Tokio–, podrían llegar a alcanzar precios por metro cuadrado similares, como de hecho ya sucede en Singapur o Ginebra.
Chicago y Miami, en Estados Unidos; Dublín y Estambul, en Europa; Yakarta y Melbourne en el Pacífico, o Ciudad de Panamá y Sao Paulo en Centroamérica y Sudamérica, son algunos de los mercados alternativos que están experimentando un incremento de precios y del valor de sus viviendas.
Los factores principales a la hora de tener en cuenta estos enclaves como destino inversor son el potencial de rentabilidad del inmueble, un mercado inmobiliario asentado y transparente y una cultura, una educación y una industria consolidados.
Londres sigue siendo la capital mundial para los inversores inmobiliarios, pero las opciones de compra de activos prime en las súper ciudades como la capital inglesa, Nueva York, París o Tokio –núcleos urbanos en términos de peso económico, presencia empresarial, conectividad internacional y actividad inmobiliaria– está haciendo que los grandes inversores fijen su mirada en ubicaciones secundarias.
Según el informe Candy GPS Report, realizado por Savills, Deutsche Asset y Candy & Candy, Londres, Moscú, Nueva York, Singapur y Hong Kong atraen el 40% de la inversión global que las grandes fortunas realizan en el sector inmobiliario, por lo que no resulta extraño que se busquen alternativas para obtener ingresos elevados por rentas en lugares donde los valores del ladrillo no hayan sido empujados por estas grandes riquezas. En líneas generales, según indican desde JLL, «no existe una región que registre regularmente un fuerte crecimiento de los precios en sus principales ciudades». Ahora bien, «algunas urbes estadounidenses presentan actualmente un gran dinamismo, como San Francisco, Houston o Austin. En Europa, Londres está marcando una evolución superior, y algunas de las ciudades más golpeadas por la crisis de deuda –como Dublín o Madrid– están experimentando una recuperación notable», apuntan desde la consultora. También Barcelona vuelve a posicionarse como uno de los principales focos de inversión en nuestro país y Europa.
Por su parte, «en Oriente Medio, los precios de Dubái están creciendo considerablemente, mientras que, en Asia, los precios están cogiendo velocidad en Tokio», considerada ya una de las súper ciudades, calificación que según JLL adquirirá Shanghái en los próximos diez años (si no lo es ya para muchos), «dado que su mercado se está consolidación con rapidez».
Las ciudades en ebullición
La recuperación del mercado, tras el ajuste de precios experimentado desde 2008, está haciendo que poco a poco algunas ciudades recorten distancias en el precio por metro cuadrado de la vivienda respecto a las súper urbes.
El Candy GPS Report destaca 12 destinos calientes que están creciendo y con potencial para mostrar un fuerte incremento del precio en el sector residencial como son Tel-Aviv, Melbourne, Miami, Chicago, Dublín, Ciudad de Panamá, Beirut, Estambul, Ciudad del Cabo, Yakarta, Lagos y la india Chennai.
Según el Wealth Report 2014 de la consultora Knight Frank, en el que, entre otros, se analiza el gasto de las grandes fortunas con patrimonios netos superiores a 30 millones de euros, Ciudad del Cabo, Estambul, Dubái y Sao Paulo son las ciudades en las que más metros cuadrados podrían adquirirse con un millón de dólares, seguidas de Bombai, Tokio, Miami y Los Ángeles.
Cómo invierten
Según esta consultora inmobiliaria, «las oficinas son los inmuebles que más interés despiertan entre las grandes fortunas (un 33%), seguidas de locales comerciales (un 24%) y de los hoteles (un 21%). De hecho, alrededor del 40% de las personas con altísimo poder adquisitivo encuestadas por Knight Frank reconoce que aumentaron su posición en activos inmobiliarios en 2013, y un 47% espera crecer en este sector este año.
A la hora de elegir dónde diversificar la cartera inmobiliaria, desde JLL indican que los inversores, en primer lugar, analizan «la seguridad de los ingresos y/o su potencial para generar una rentabilidad elevada, aunque también la profundidad del mercado inmobiliario, la calidad de este sector, el nivel de transparencia, las facilidades para hacer negocios, así como su estabilidad política y macroeconómica».
También se deben tener en cuenta los fundamentos generales de una ciudad, como son la calidad de su sistema educativo, el nivel de formación de su población activa, su capacidad tecnológica, su calidad de vida, así como su resiliencia o la visión del Gobierno local.
¿De dónde vendrán los grandes inversores? Según Savills, China, India y Hong Kong están fortaleciéndose en el top ten de naciones inversoras en real estate.
Pero los líderes de los súper ricos en inversión inmobiliaria son los alemanes, seguidos de los japoneses y de los americanos. Las grandes fortunas alemanas son poco arriesgadas y apuestan por su mercado, como también deberían –y de hecho están haciendo– los estadounidenses. Fráncfort, Múnich y Hamburgo son los destinos elegidos por los ricos germanos. 
Japón, que despierta del letargo al que le sumió el largo periodo de deflación, es el país asiático con mayor número de personas con un patrimonio neto superior a los 30 millones de dólares, seguido de China. Los súper ricos de estas regiones también parecen decantarse por el mercado local inmobiliario, sobre todo Hong Kong, pero están abriendo nuevos horizontes.
En número, EEUU cuenta con la mayor lista de grandes fortunas, pero no son los mayores inversores por valor en el sector inmobiliario, sino que muestran más interés por inversiones financieras. Ahora bien, la oferta del país está mejorando enormemente, como reflejan los precios en Los Ángeles, Chicago o Miami, que ya están entre los más altos.
Fuente
Si quiere Invertir en Uruguay, hágalo con Kosak Inversiones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Clima en Montevideo, Uruguay