lunes, 14 de julio de 2014

Argentina: no se ve la salida del túnel en la crisis del mercado inmobiliario

Después de 30 meses de caída casi ininterrumpida, la pesadilla de los empresarios inmobiliarios continúa en Argentina. Ayer, el Colegio de Escribanos de la ciudad de Buenos Aires informó que en mayo se escrituraron 2898 viviendas en la ciudad, lo que implica una suba de 8,1% frente a abril, pero contra el mismo mes de 2013 muestra una caída del 15,4 por ciento.
La baja está en línea con los pobres resultados que viene mostrando el mercado inmobiliario desde hace dos años y medio, más precisamente desde que en noviembre de 2011 el Gobierno puso en marcha el cepo que rige para la compra de dólares.
En los primeros cinco meses de 2014, en total se registraron 11.828 escrituras por un monto total de 9135,9 millones de pesos, un descenso acumulado de 6,5% en el número de operaciones, por lo que resultó así el peor período para el mercado desde 1998.
Según informó el Colegio de Escribanos, "la distribución de los actos en cinco segmentos por monto de operaciones arrojó en mayo de 2014 una mayor concentración en la franja alta de más de $ 500.000, con una representatividad de 46,1% del total. Mientras que las escalas inferiores perdieron casi veinte puntos porcentuales de relevancia, a 53,9% del total", señaló el informe oficial.
En pesos, las operaciones exhibieron en mayo último un incremento de 27,2% hasta alcanzar los $ 2197,6 millones, con un monto promedio de operación de 94.084 dólares al tipo de cambio oficial, lo que significa una baja interanual del 2,3 por ciento.

ANTICIPO

La caída en dólares en los precios de las propiedades en la Capital Federal ya había sido anticipada por las propias inmobiliarias, que hace unas semanas dieron a conocer su primer relevamiento de precios que daba cuenta de un descenso de 1,5 por ciento en dólares en el valor del metro cuadrado en la ciudad.
La Cámara Inmobiliaria precisó que el mayor impacto en los precios llegó en enero último, cuando el Gobierno convalidó una fuerte devaluación del peso. En ese momento, los precios de las propiedades no acompañaron la disparada del dólar y, entre enero y abril, la baja en los valores de las casas y departamentos superó el 3 por ciento, aunque parte de esa caída se recuperó en mayo pasado.

PERSPECTIVAS NEGATIVAS

En el sector se mostraron pesimistas con una posible recuperación de su negocio, por lo menos en el corto plazo.
"En la medida en que siga el actual contexto económico, con una actividad en baja, falta de crédito e incertidumbre cambiaria, no hay nada que indique que el mercado inmobiliario vaya a mejorar en el corto plazo", señaló José Rozados, director de la consultora especializada Reporte Inmobiliario. "Lo único que podría mejorar la situación del mercado es un cambio en las expectativas acerca de lo que puede pasar con un cambio de Gobierno", agregó Rozados.
"El panorama podría ser peor porque dentro de los números de mayo se incluyen los proyectos de viviendas nuevas que se iniciaron hace dos años y recién se están entregando y escriturando ahora. Pero, por otro lado, se puede esperar una mejora en la medida en que la imposibilidad de comprar dólares ayude a canalizar el ahorro hacia los ladrillos", señaló Domingo Speranza, presidente de Newmark Grubb Bacre, la filial local de la multinacional Newmark.

BAJAN LOS COSTOS EN DÓLARES

La baja en las ventas es acompañada por una baja en los costos en dólares de la construcción de edificios en propiedad horizontal. Según Reporte Inmobiliario, en los últimos doce meses los costos se incrementaron 26,7% en pesos, pero en dólares cayeron 15,8 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Clima en Montevideo, Uruguay