sábado, 12 de julio de 2014

Después de su fuerte boom, el alquiler de locales saca el pie del acelerador

Encontrar un local disponible y que se ajuste a las necesidades sigue siendo una tarea ardua para los comerciantes de Montevideo. Pero en algunos puntos de la ciudad la oferta ha crecido a un ritmo mayor que la demanda y, como resultado, el movimiento en este segmento de inmuebles comenzó a enlentecerse.

Centro de Montevideo, Uruguay. Clic para ampliar la imagen


Las inmobiliarias especializadas coinciden en que el mercado está firme, pero más lento. «La zona de Arenal Grande (barrio Reus) tuvo un crecimiento impresionante en los últimos años y todas las calles transversales también. Con lo que ya se creció y los locales que todavía están en construcción, crece la oferta y parece que hay menos demanda», explicó Roberto Kosak, director de la inmobiliaria que lleva su apellido.

Roberto Kosak
Este fenómeno de sobreoferta también ocurrió sobre la calle 21 de setiembre o en torno al shopping Punta Carretas, una zona que creció muy rápidamente y los constructores se adelantaron un poco a la demanda. Una de las últimas zonas que creció con fuerza es la de los alrededores de la calle Arocena, en pleno Carrasco.


De todos modos, los consultados aseguran que los precios se mantienen. Esto es porque algunos propietarios prefieren no bajarlos y optan por esperar a en algún momento encontrarse en el precio con el cliente, explicó Kosak.


En tanto, el gerente de arrendamientos de ACSA, Ricardo Gelber, percibe un cierto enlentecimiento en 18 de julio y 8 de octubre debido a que «están quedando algunos locales vacíos, de gente a la que le fue mal». «A los inquilinos se les hace muy costoso y están entregando los locales, aunque siempre aparecen nuevos interesados con otras expectativas. Siempre hay audaces», agregó.


Los contratos en general son por dos años. A juicio de Gelber, los precios tendrán que bajar para que el mercado vuelva a dinamizarse.

Pero así sea sobre 18 de julio, 8 de octubre, Arenal Grande, Agraciada, 21 de setiembre o en sus zonas aledañas, para los comerciantes persiste el dolor de cabeza de encontrar el local que mejor conjugue el tamaño con un buen espacio de frente.


Si dos locales tienen igual metraje, pero uno tiene el doble de frente, por lo general su precio es un 50% más alto, indicó Roberto Kosak.


Cualquier marca de ropa o local de servicios exige una superficie de 80 metros cuadrados como mínimo. En el Centro, lo más demandado está en el entorno de 100 metros cuadrados, indicó Gelber.


Si bien se puede pagar unos $ 100.000 mensuales por alquilar un local de ese metraje sobre una avenida principal, los precios son aún más altos en la franja que va de la Universidad de la República a Plaza Independencia. Pero, como en todo negocio, lo más importante es volcarse por la zona que capte más al público objetivo.


Alquile, compre e invierta en Uruguay con Kosak Inversiones


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Clima en Montevideo, Uruguay