lunes, 25 de agosto de 2014

Uruguay: oposición afirma que las "viviendas sociales" aún son inaccesibles para la mayoría

Los tres candidatos opositores se comprometieron a derogar la ley de responsabilidad penal del empleador y el decreto que permite la ocupación de los lugares de trabajo, y coincidieron en que deben tomarse medidas para asegurar que efectivamente los sectores medios y medio-bajos puedan acceder a la vivienda.



Pedro Bordaberry (Partido Colorado), Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) y Pablo Mieres (Partido Independiente) disertaron ayer invitados por la Asociación de Promotores Privados de la Construcción y coincidieron en la necesidad de facilitar la introducción de nuevas técnicas constructivas para bajar costos. Tampoco en esta oportunidad, pese a estar invitado, estuvo presente junto a sus competidores el candidato oficialista, Tabaré Vázquez.
Lacalle Pou dijo que a su plan Asentamiento Cero "lo mataron antes de leerlo" y reconoció que demandará una inversión "importante" que sus equipos están cuantificando y que demandará al menos 10 años de implementación, pero al mismo tiempo consideró que debe comenzar cuanto antes con la condición "de no regalarle nada absolutamente a nadie".
El candidato blanco dijo que hay dos tipos de asentamientos: "los que son factibles de regularizar" y cuyas viviendas pueden ser reformadas, y los que por estar en zonas contaminadas o inundables deben ser eliminados y sus pobladores realojados en otros lugares. "Capaz que le poníamos "asentamiento 0,5 y no nos discutían tanto. Asentamiento Cero es aspiracional, es una meta", explicó Lacalle Pou.
El candidato blanco adelantó que insistirá en que se apruebe una ley de alquileres sin garantía que incluya procedimientos de desalojo más rápidos ante el caso de incumplimiento del pago de cuotas o daños al inmueble. También propuso mecanismos para facilitar los alquileres de parejas jóvenes.
Bordaberry dijo que "en los últimos nueve años es cuando menos viviendas económicas se construyeron en la historia del país" y consideró que hay que invertir en vivienda para todos los estratos sociales y facilitar ayudas para el arrendamiento, la constitución de fondos de garantías y subsidios para la compra de materiales. 
"Una vivienda social no puede degenerar en lo que ha degenerado. Todos sabemos lo que ha sucedido. Es muy difícil acceder a los US$ 90.000 o US$ 100.000. Es casi una inversión que después se alquila y se saca una rentabilidad. No nos asusta y nos parece bien, pero no va a cumplir con esa finalidad de llegar a donde tiene que llenar", consideró Bordaberry.
Mieres denunció que la mayoría de las "viviendas sociales" son inaccesibles para la mayoría de los salarios por el incremento de los costos de la construcción y propuso mejorar la capacitación de los trabajadores del sector porque últimamente ha caído.
Compre vivienda social en Uruguay con Kosak 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Clima en Montevideo, Uruguay