martes, 21 de octubre de 2014

Uruguay, visto desde Paraguay

En Uruguay casi todo parece llevar un sello propio e intransferible marcado por la aparente naturalidad con la que parece transitar su devenir. Un distintivo que se ha convertido en su marca país, Uruguay Natural, que lo identifica, lo diferencia y lo hace único.
Algo que no tiene tanto que ver con sus privilegiadas playas y paisajes naturales, su sol u otros atractivos turísticos sino con una forma de hacer y ser que le sitúa en una posición privilegiada y segura para atraer el turismo de negocios, reuniones y congresos.
Razones no le faltan. Disfruta de la estabilidad política y social más alta de América Latina; tiene un crecimiento sostenido e ininterrumpido con una media anual del 5,7% entre 2004 y 2013. El Gobierno aplica importantes exenciones fiscales a la inversión, tanto nacional como extranjera y atractivos regímenes de zonas francas, puertos y aeropuertos libres.
Integrante de Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela) es la puerta de acceso a un mercado de gran potencial ya que acapara el 36% del comercio bilateral con Latinoamérica y tiene un PIB de 1,5 billones de euros.
Otra de las medidas para favorecer las inversiones ha sido reducir el papeleo burocrático para hacer negocios con lo que se mejora la eficiencia y agilidad en la tramitación de los permisos y trámites estatales.

En diez años Uruguay ha multiplicado por cuatro sus ingresos por turismo
A todo ello, une unas buenas infraestructuras con un remozado y moderno aeropuerto internacional en Montevideo, Carrasco, y el puerto de la capital como el primer hub regional por excelencia de América del Sur, además de una buena red de carreteras internas que es la más densa de la zona.
Presume también de ser un país para vivir, con una baja delincuencia y sin el azote del narcotráfico y la violencia que sacuden buena parte del Continente. Montevideo fue elegida la ciudad con mejor calidad de vida de Latinoamérica y Uruguay es el país con mejor distribución de ingresos de la región, según el informe 2013 de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América y el Caribe (Cepal).
Uno de los sectores que más puede beneficiarse de todos estas ventajas es el llamado turismo de congresos, reuniones y viajes de incentivo para empresas (MICE, en sus siglas en inglés). Uruguay es el octavo país de América, que más reuniones de este tipo acoge y ocupa el puesto 44 en el ranking mundial.

La isla de Lobos es una reserva natural cerca de Punta del Este en la que se pueden ver a los leones marinos.
Un sector por el que el Gobierno está apostando mucho y hace unos meses adjudicó la construcción de un megaproyecto en Punta del Este, principal centro turístico de alto standing no solo del país sino también de la región.
El Centro de Convenciones y Recinto Ferial será edificado por Teyma, subsidiaria de Abengoa, y tendrá una financiación de 19 millones de euros y una superficie de 16.000 metros cuadrados cubiertos. Se prevé que estará operativo en 2016 y también el próximo año se inaugurará el Antel Arena de Montevideo.
Un moderno centro multifuncional de alta tecnología, donde se celebrarán conciertos, acontecimientos deportivos, congresos y convenciones con capacidad para entre 10.000 y 15.000 personas y un coste de 35 millones. El proyecto está liderado por la mayor empresa de telecomunicaciones del país, Antel. 
Varias cadenas internacionales de hoteles como Sheraton, Radisson, Conrad o Mantra participan de estas iniciativas para atraer el turismo de negocios y cuentan con todo tipo de instalaciones para hacer estas estancias más cómodas.
En una década, Uruguay ha duplicado su cifra de turistas que alcanza los 2,5 millones, casi los mismos que su población total (unos 3,2 millones de habitantes), sus dos principales puertos, Montevideo y Punta del Este, reciben 240 cruceros de media al año.
La capital es la ciudad que más turismo de negocios acoge mientras que el balneario registra un crecimiento del 10% anual en este segmento. Los ingresos por turismo se han cuadriplicado, pasando de 383 a 1.559 millones de euros hasta 2012.
La privilegiada situación de la que goza Uruguay no se entendería sin repasar su historia más reciente. El paisito como se le conoce por su tamaño, es el segundo más pequeño de Latinoamérica –solo por detrás de Surinam–; la nación austral es conocida por sus exquisitas carnes, el tango, los gauchos y el fútbol aunque una Ronda, la de Uruguay, que se celebró en 1986 en Punta del Este para negociar la política de aranceles y la liberalización de mercados en todo el mundo, la puso definitivamente en el mapa internacional como destino turístico y de inversiones.

El Faro es uno de los emblemas de Colonia de Sacramento, que dista solo 50 km de Buenos Aires.
Antes de eso y a finales del siglo XIX su estabilidad política, su bonanza económica y sus altos niveles de seguridad y bienestar social, equiparables a los europeos, la convirtieron en la Suiza sudamericana.
Fue uno de los primeros países en establecer la ley de divorcio, el derecho al voto femenino y en instaurar un sistema educativo gratuito y universal.
Hoy ha conseguido desplazar a Argentina entre los mayores exportadores de carne del mundo –ocupa el sexto lugar– sino que duplica las ventas internacionales de su vecino, con el que se disputa también la cuna del tango y al que arrebató la primera Copa Mundial de Fútbol (1930) y a Brasil, su otro vecino, y en su propia casa, el segundo campeonato.
Uruguay, con 13 millones de vacas, vendió el año pasado, 400.000 toneladas de carne que le generaron ingresos por valor de casi 1.200 millones de euros.
Se mantiene como el más alto consumidor del mundo de carne bovina, junto con Argentina, con cerca de 60 kilogramos (con hueso) por habitante y año.

Los caminos del vino

Sin prisa pero sin pausa, combinando el trabajo artesanal con la tecnología y las nuevas tendencias turísticas, los caminos del vino en Uruguay se concentran en la región de Canelones.  
Esta es una asociación de turismo enológico integrada por 15 bodegas para promover los vinos. Entre ellas, Artesana, ubicada en Las Brujas, en un predio de 33 hectáreas. De ellas, 8,5 están plantadas con uvas Tannat, una rara variedad de origen francés, pero considerada patrimonio uruguayo, que dan unos vinos muy intensos.
Los turistas pueden recorrer los viñedos, visitar la bodega, disfrutar de exquisitas degustaciones en perfecto maridaje con las mejores carnes y celebrar almuerzos en un fantástico entorno al aire libre. Artesana produce 48.000 botellas anuales.

PINCELADAS CHARRUAS


Un farol ilumina la famosa calle de Los Suspiros en Colonia. /
SUSPIROS. Es lo que provoca Colonia del Sacramento, una preciosa y antigua ciudad, casi intacta, bañada por el río de la Plata. Fundada en 1680 por los portugueses, fue objeto de disputas entre estos y los españoles por más de un siglo. Conserva sus antiguas casonas y edificios coloniales, delimitados por sus pequeñas calles empedradas.


Cruceros, barcos y yates arriban a Punta del Este. /
BALNEARIO DE AMÉRICA. Así llaman a Punta del Este. La zona del puerto es la que mejor conserva ese aire retro de los antiguos centros de descanso y salud, con sus casas bajas, su antiguo faro y la capilla de la Candelaria, que atesora la virgen traída por los españoles. Un destino singular con todo tipo de playas y espacios naturales.

UN PASEO QUE DA GUSTO. Montevideo se suma a la tendencia de recuperar y convertir algunos de sus mercados tradicionales en algo más que centros de abastos, como el antiguo y bonito Mercado Agrícola (1913), rehabilitado y locomotora del barrio de Goes, donde se hace la compra, se puede tomar mate o una rica empanada criolla.


Los gauchos visten bombachas, sombrero o boina, pañuelo al cuello y espuelas. /
EL GAUCHO. Se supone que fueron los primeros habitantes de Uruguay. 
Destacan por su habilidad para dominar el caballo y el ganado salvaje -cimarrón- y por su manejo de las boleadoras -las cuerdas con las que los derriban-. Hoy desempeñan actividades en las estancias -haciendas- y no solo en la Pampa.

Fuente

Visite, conozca e Invierta en Uruguay con Kosak

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Clima en Montevideo, Uruguay