lunes, 24 de noviembre de 2014

El Centro del Montevideo se renueva con Viviendas Sociales

La explosión poblacional de los barrios Sur y Palermo, a consecuencia de la construcción de edificios y reciclajes amparados por la ley de vivienda social, revitalizará la zona aunque tendrá impacto en varias áreas: desde el tránsito hasta la educación.

Haz clic en la imagen para ampliarla

En la década de 1980 los centros de las ciudades comenzaron a evidenciar un notorio "vaciamiento". Aumentó la población en la periferia o, como se dio en Montevideo, continuó extendiéndose por las cercanías de la costa, más allá aun de los límites departamentales.
En estos tiempos, el conflicto urbano no cesa pero se invierte la realidad. Algunas zonas que casi habían pasado a ser invisibles hacen hablar del retorno a barrios céntricos. Sur y Palermo constituyen un ejemplo a nivel local.
La reestructuración metropolitana renueva así la valoración social y económica. Ante este proceso, hay quienes manejan la hipótesis de que los centros vuelven a atraer la atención de dos grupos motores: gente de clase media por un lado, y empresarios que apuestan a obtener ganancias no menores por las obras de rehabilitación y edificación habitacional. Porque no se trata solo de reocupar viviendas cerradas durante un dilatado período, sino de adquirir nuevas, en edificios de gran porte o en reciclajes de casonas que en varios casos databan de principios del siglo XX.
La promoción de viviendas de interés social es uno de los programas que coadyuva a cambiar el paisaje e incrementará en poco tiempo el número de habitantes de Sur y Palermo, así como de otros barrios, en particular el Cordón. En los dos primeros hay promovidas hasta la fecha 861 viviendas sociales y en el tercero 1.684.
De la mano de este fenómeno llegará también la hora de atender una ráfaga de problemas: generar más cupos a nivel de la educación, agregar líneas de ómnibus, elevar la frecuencia de la recolección de basura, evaluar la instalación de policlínicas y monitorear el tránsito.
Carlos Varela, alcalde del Municipio B, dijo a El País que si bien habrá obras muy importantes debido a la cantidad de pisos y unidades que entran al mercado inmobiliario, como el edificio Estrella del Sur, ubicado en el predio de la ex fábrica Strauch, y otros de diez pisos, también provocará un considerable impacto "el reciclaje de casas que darán habitación a cuatro o más núcleos familiares cada una".
Varela resaltó el valor de la ley 18.795, que permite impulsar la construcción de viviendas por parte de privados a través de exoneraciones tributarias. Sostuvo que permite utilizar la estructura urbana con todos sus servicios y reactivó lugares en donde no había inversión inmobiliaria, desde el Centro a la Aguada.

Pero coincidió en cuanto a la necesidad de prever las consecuencias de la alteración demográfica, a la cual contribuirán asimismo varias construcciones de cooperativas. Por ejemplo las 47 unidades de Fecovi, en Gonzalo Ramírez y 17 metros, la vecina de los trabajadores gráficos ya terminada, hacia Michelini, o la llamada Virazón, en la esquina con José María Roo, y también edificios públicos como el del Consejo de Formación en Educación de la ANEP, en Río Negro y Gardel, donde estaba el gigantesco Tanque del Gas.
Compre su viienda social en el Centro de Montevideo con Inmobiliaria Kosak 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Clima en Montevideo, Uruguay